Australia

Australia es el sueño de todo viajero, es el continente más pequeño y el sexto país más extenso del mundo.

Conocido como el país afortunado, su población es completamente multicultural, se compone más que nada por inmigrantes chinos, vietnamitas y japoneses que vinieron en busca de una mejor calidad de vida, además del aborigen nativo y descendientes británicos, un poco irónico ya que Australia fue utilizada como una “prisión” por los ingleses.

Los australianos mantienen la cultura aborigen, sienten auténtica devoción por la naturaleza, el mar y la vida al aire libre, los fines de semana nos encontramos con pic nics, niños corriendo y perros, jugando al freesbe.

La ciudad más grande y con mayor población es Sydney, tan hermosa que parece una postal. Lo primero que tenemos que hacer es subirnos a la torre más alta, donde podremos tener Sydney a nuestros pies y asombrarnos con la grandiosidad de la ciudad.

A pesar de haberlo visto miles de veces, es impresionante tener el Teatro de la Ópera tan de cerca, su estructura recuerda los antiguos veleros que surcaban sus aguas y su espectacular puerto, da la sensación de libertad a pesar de estar en una gran ciudad.

Aunque parezca increíble hay demasiados canguros en el país,  si nos atrevemos podremos degustar diversos platos cocinados con su carne… tengo que reconocer que yo probé su carne, es muy sabrosa y sin grasa!

Y qué es Australia sin surf? nada mejor que acercarnos hasta la playa de Bondi, donde se dan cita los apasionados de este deporte. Su pasión llega hasta tal punto, que en algunos colegios, el surf se convierte en una asignatura escolar más.

Continuo el viaje hasta la maravillosa Melbourne, fundada por la fiebre del oro, esta ciudad victoriana está considerada una de las mejores ciudades para vivir.

Tolerante, multicultural, capital de la moda, la cultura y la buena mesa, Melbourne es el punto de partida idóneo para adentrarnos en la Great Ocean Road hasta el parque nacional los doce apóstoles, ( aunque ya solo quedan 3) ¿La mejor manera de disfrutar del Parque? Sin lugar a dudas ¡en helicóptero! Observar toda la costa rocosa desde el aire, es sencillamente espectacular y otra opción mas económica, alquilarse un coche y disfrutar de esa maravillosa costa.

Australia es enorme, podemos encontrarnos desierto, playa, parque nacionales, animales únicos y hasta el monolito más grande del mundo en Ayers Rock. Considerado Patrimonio de la Humanidad, este lugar es sagrado para los aborígenes nativos, conforme pasan las horas del día se puede observar como va cambiando de color otorgándole esa aura mística de la que hablan los nativos.

Aún queda mucho por recorrer… desde el outback australiano hasta la capital, Camberra, pasando por la barrera de coral más grande del mundo ó nadar con los tiburones, pero eso ya será en el próximo viaje! ¿Y tú?¿Con qué lugar de Australia te quedarías?

Australia