Relato: Cataratas Victoria (II)

Hoy me levanté prontito (la verdad es que en África uno siempre se levanta pronto), pues tenia que tomar unas notas de ayer y preparar el día de hoy.

Os cuento, para no dejar nada atrás, deciros que tenéis que hay que tener mucho cuidado con el tema del equipaje, pues cuando nos adentremos en Botswana, utilizaremos avionetas en nuestros desplazamientos y tendremos algunas limitaciones que os comentaré mas adelante, por ahora deciros que la entrada a Victoria Falls es la más directa para nuestra estancia aquí, eso si, tenemos que llevar 30$ por persona para la entrada al país, que se pagan antes de salir del aeropuerto( unos 30 minutos de cola en inmigración)

Me fui después de tener todo claro que hacer en el día de hoy. Hacia el centro del pueblo de Victoria Falls, no hay ninguna atracción en particular, algunas tiendas de suvenir y actividades de todos los tipos, desde un bonito paseo en un tren antiguo, que te sitúa encima del puente de las cataratas, donde ves practicar jumping justo encima de el ( increíble para los mas osados) , también mas tranquilo se puede pasear de forma muy agradable por detrás del hotel Victoria Falls de camino hacia las cascadas y contemplar elefantes, jabalís, y alguna otra sorpresa mas.

Decidí esta vez visitar las Cataratas Victoria por la tarde, ya que en general hay menos gente, además si queremos llevarnos algún arco iris dentro de nuestras espectaculares fotos de las cascadas es vital, ya me dijeron que se encontraban repletas de gran cantidad de agua ( no exageraron nada) .

Se pagan 30$ a la entrada. No olvidéis los chubasqueros y porque no también paraguas, ah, y sobre todo llevar plásticos que cierren herméticos para vuestras cámaras y videos( en la puerta os alquilan unos ponchos). Yo fui con chanclas de playa y pantalón corto, menos mal, pues sobre todo hacia la mitad de las cascada y llegando hacia el puente solo veía gente empapada como si se estuviesen dentro una tormenta terrible, también recordar llevar alguna ropa seca y calzado, que podéis dejar en los coches.

La visita fue espectacular, entré a las 15,00 y la abandoné sobre las 17,30.

Hoy dormiré en un sitio muy chulo, se llama Elephant Camp y se encuentra a unos 16 Kilómetros del pueblo, está dentro del Parque nacional de Cataratas Victoria y es una pasada. En lo poco que llevamos en África ya he hecho un amigo, Silvester, Un chita (Guepardo)  que vive y convive desde pequeño (que le rescataron de la selva después de que “desapareciesen” sus dos hermanos) con los huéspedes de este pequeño camp de lujo con 12 exclusivos Lodge.

Me di un paseo con Silvester por la selva y después me retiré al lodge a disfrutar de este sitio idílico.

Mañana será otro día.

Relato: Cataratas Victoria (II)