Reservas privadas y safaris exclusivos.

Sabi Sands, Timbavati, Thornybush, Shishangeni…todos estos nombres tienen algo en común, son reservas privadas dentro del Parque Nacional Kruger.

Estas reservas privadas son la clave para disfrutar al máximo de un safari privado y exclusivo, son espacios unidos al parque nacional pero con una serie de características que marcan la diferencia en una visita al continente africano.

Cuando viajamos a África solemos hacerlo con una idea en la mente, ver a los Cinco Grandes: leones, búfalos, rinocerontes, elefantes y leopardos; en un espacio público como Kruger no siempre resulta sencillo hacerlo, en cambio en una reserva privada tenemos todas las posibilidades de disfrutar del avistamiento de los Big Five. Esto se debe a que viajamos con guías expertos y que tenemos la flexibilidad de recorrer rutas alternativas, fuera de las marcadas por el recorrido. Podremos disfrutar de safaris exclusivos, eso incluye la emocionante experiencia de un safari nocturno, y como no, un safari a pie, una experiencia única para sentir como late la selva a tu lado!

Nuestros alojamientos favoritos se encuentran en estas reservas, los mejores y más exclusivos lodges, en los que disfrutaremos de todas la comodidades y nos sentiremos como en casa, con la diferencia de poder escuchar el rugido de los leones y la risa de las hienas desde nuestra terraza, o mientras disfrutamos de una cena a la luz de las hogueras. Algunos de nuestros lodges recomendados se encuentran en la reserva Sabi Sands, como por ejemplo Idube Game Reserve, o Tanda Tula Safari Camp en Timbavati, también Singita Lebombo Lodge en la fantástica reserva privada Singita Lebombo, etc. Construidos con materiales naturales, con un cuidado diseño, con servicio de mayordomo, piscina privada, suites con vistas, restaurantes gourmet y bodegas fantásticas, todo ello contribuye a encontraremos con el estado perfecto para realizar nuestro safari en privado.

Además de tener el doble de oportunidades de disfrutar del avistamiento de cualquiera de los cinco grandes en nuestro safari privado, lo haremos de la mejor manera, cómodos en nuestro coche privado y con bebidas frías, sin rutas establecidas y casi en exclusiva ya que dentro de estas reservas privadas el número de turistas es muy reducido.

Una de las mejores experiencias que viviremos es el contacto directo con los animales que nos proporcionan estas reservas cuando viajamos en privado al Parque Kruger. Un momento único y exclusivo que disfrutaremos tanto si viajamos en familia, como si lo hacemos en pareja o con amigos.

Reservas privadas y safaris exclusivos.