Viaje en privado a Butan: Tiger’s Nest

Dicen que todo lo bueno se acaba, estamos de acuerdo, pero sólo porque tenemos que empezar con la siguiente aventura. Para cerrar esta experiencia, confesamos que este viaje a Bután ha sido algo muy especial.

Se trata de un destino imprescindible para todos los amantes de la naturaleza, para aquellos viajeros a los que les gusta disfrutar de espectaculares rutas de senderismo;  bosques selváticos; rincones únicos en cada valle y vistas mágicas de sus dzongs; aldeas maravillosas y ancestrales; ríos perdidos, algunos de ellos ideales para practicar rafting. Todo ello casi en exclusiva para nosotros pues Bután es un país con muy poco turismo, el gobierno del país busca mantener intacta la esencia del mismo, no quieren que se masifique como la mayoría de los países asiáticos.

Durante 10 días hemos recorrido sus principales valles, todos ellos hermosos y a la vez distintos: Thimphu, Punakha, Bumthang, Gangtley, Haa y Paro.

Una de las mejores experiencias que puedes vivir en Bután, en un viaje en privado, es ascender desde el Valle de Paro hasta el Nido del Tigre, después de 2 horas logramos llegar!! Tiger Nest, traducción de Taktshang, se encuentra a unos 3000 metros en un acantilado del valle, aunque sufrió un incendio en 1998 fue reconstruido en el año 2000.

Para ascender puedes ayudarte de mulas en los primeros tramos, aunque siempre tendremos que caminar por nuestro pie, algo muy satisfactorio a medida que vamos acercándonos y disfrutando de los diferentes miradores que se encuentran por el camino.

Con esta espectacular visión cerramos nuestro viaje a Bhutan, lo hemos combinado con Katmandhu y no podría haber sido más perfecta la experiencia. Consúltanos sobre la mejor época para viajar a Bután, los trámites, visados, moneda y especificaciones de este país único; diseñaremos tu viaje a medida alojándote en los mejores lodges y hoteles para que vivas toda la esencia del Reino de la Felicidad.

 

 

x

DISEÑA TU VIAJE

Consulta nuestros programas sin compromiso. ¡Te llamamos!

Viaje en privado a Butan: Tiger’s Nest